lunes, 15 de diciembre de 2014

Rollitos de hojaldre rellenos de dulce de leche y crema kinder


 Bruno iba a hacer una receta para el cole. Quería cocinar una receta más sencilla de las que solemos hacer para que luego pudieran repetir otr@s niñ@s de su clase en sus casas, y pensamos en algo suuuuper fácil y muuuuuy rico:


 Rollitos de hojaldre rellenos. Bruno los hizo rellenos de crema de avellanas (crema del kinder bueno) con pasas, y Mateo de dulce de leche con cereales Golden Graham.

Aquí la receta:

Ingredientes para 14-16 rollitos de hojaldre rellenos
  • 2 hojas de hojaldre
  • 100 ml dulce de leche
  • 100 ml crema de avellanas
  • 30 gr pasas de corinto
  • 20 gr cereales Golden Graham
  • 100 gr azucar moreno
 Preparación:

 Precalentamos el horno siguiendo las indicaciones del fabricante del hojaldre, en nuestro caso a 220 ºC

 Extendemos la masa para poder untarla con la crema


 Una vez hemos untado bien toda la superficie del hojaldre con la crema deseada, repartimos los salteaditos como si se tratara de una pizza en la de dulce de leche los cereales, y...


 y en el hojaldre que hemos untado de crema de avellanas, las pasas


 Con cuidado y dejando aire dentro ,enrollamos cada hojaldre sobre sí mismo haciendo como un tubo


 Tomando como medida lo que ocupan dos deditos de nuestros cocineros, cortamos trozos que tengan ese tamaño, nos saldrán aproximadamente unos 7-8 rollitos por cada hojaldre


 Como no hay nada duro que cortar, lo pueden hacer ellos mismos con las espátulas.

 Una vez tenemos cortados los rollitos que vamos a hornear, los rebozamos bien en azúcar moreno


  Una vez bien rebozados, los disponemos en una bandeja de horno sobre un papel para hornear o en su caso una lámina de silicona antiadherente guardando las distancias para que puedan crecer en el horno. 


 Los metemos en el horno siguiendo las indicaciones del fabricante. En nuestro caso a 220 ºC durante 30 minutos


 Al cabo de 30 minutos, ya están tostados y hay que retirarlos del horno para dejarlos enfriar sobre una rejilla al menos media hora más antes de consumirlos. Además de porque están demasiado calientes, porque saben demasiado dulces tan calientes.


 Están más ricos cuando una vez fríos se acompañan de un batido o de un vaso de leche fría chocolateada. 


 Uhmmm riquísisisismos... El de dulce de leche ha pasado a ser casi como caramelo, y el de kinder bueno, como tiene tropezones de pasas... vamos ríco, pero que muuuuy rico!!!

 Ala!! Tod@s quienes tengais niñ@s en casa probad esta receta, que es que es genial!!!

 Y si no tenéis cremas tan reposteras, no dudeis en hacer rellenos de mermeladas y confituras, o de cremas de chocolate (nocilla, nutella...) y a los que os guste más lo salado, si le untáis paté de cerdo o de pato, o lo lamináis con jamón y queso... vamos que hay infinad de posibiliades de relleno en dulce o salado y con todos está genial

 Probad a hacer alguna combinación que os apetezca que os váis a acordar de Bruno y sus ideas culinarias por algún tiempo de lo super bueno que está esto!!!

 Ya me lo contaréis!!!