miércoles, 19 de noviembre de 2014

Tarta de 3 pisos de vainilla y crema de dulce de leche


 Tal y como prometí, aquí traigo la receta. Pero antes de elaborar los bizcochos y las cremas, os recomiendo que hagáis las flores, y las decoraciones de fondant que vayais a usar.


 Es importante que tengais bien definido en la cabeza qué decoración queréis utilizar, sobre todo porque si no lo tenéis muy claro os podéis hacer un lío. Incluso si la composición es complicada, yo os diría que hiciérais un dibujo que os aclare las neceisdades que váis a tener.


 Estas tartas de conmemoración de aniversarios suelen ser más bicromas (blanco y azul, blanco y rosa...) Usar solo dos colores parece como más elegante, pero en este caso se trataba de hacer una tarta muy alegre, como la vida misma, con algunas imperfecciones que no se notan por lo que suponen las genialidades y las alegrias que la llenan de color y de energía...



 Sí, sí, sí. Ya en algún momento ya os había dicho que soy muy positiva a pesar de la que está cayendo. Porque si todos nos pusiéramos tremendos, la cosa sí que no se iba a ver levantar ni cuando ya se estubiera levantando. No? ja,ja,ja


Bueno, vamos allá con la receta:

Tarta de 3 pisos de vainilla y crema de dulce de leche:
(En moldes de 28 cm 18 cm y 10 cm)

Ingredientes para el bizcocho más grande:
  • 150 ml aceite de oliva suave
  • 300 gr azucar blanco
  • 5 huevos M
  • 300 gr harina
  • 22 gr levadura química
  • 1 1/2 cuchara de vainilla en pasta

Ingredientes para el bizcocho mediano:
  • 100 ml aceite de oliva suave
  • 200 gr azucar blanco
  • 3 huevos M
  • 200 gr harina
  • 15 gr levadura química
  • 1 cuchara de vainilla en pasta

Ingredientes para el bizcocho pequeño
  • 50 ml aceite de oliva suave
  • 100 gr azucar blanco
  • 2 huevos M
  • 100 gr harina
  • 7 gr levadura química
  • 1/2 cuchara de vainilla en pasta
 Relleno, cobertura y decoración:
  • 1ltr nata vegetal
  • 200 ml dulce de leche
  • Colorantes Wilton verde y rojo
  • 3 lacitos rojos, 2 corazones, 4 diseños con mensaje, 48 flores variadas y 18 hojas de fondant
 
Preparación:

 Aunque puedes preparar la masa de todos los bizcochos a la vez, mi recomendación es que valores la capacidad de tu horno, y prepares la masa de los bizcochos que puedas hacer de una misma hornada.

 Se precalienta el horno a 175 ºC y se engrasan los moldes que vamos a usar.

 En un bol mezclamos los ingredientes en orden, primero el aceite y el azucar, cuando la mezcla es un todo, añadimos los huevos de uno en uno sin dejar de mezclar.

 Mientras mezclamos la vainilla con la leche, revolvemos con una cuchara y dejamos reposar mientras tamizamos  la harina y la levadura sobre la mezcla. Batimos bien, y cuando ya tengamos una pasta más bien dura, le añadimos la leche con la vainilla. La masa debe ser fluida y aromática.

 La derramamos con ligereza sobre el molde engrasado y al horno por el tiempo indicado según sea el tamaño del molde que horneamos en cada momento: el bizcocho grande 50 min, el mediano 40 min y el pequeño 35 min.

 Para saber si está bien cocinado, al transcurrir el tiempo indicado, abrimos con cuidado, y pinchamos enel centro con un palillo, si no nos sale el palillo limpio, lo dejamos unos minutos más (entre 5 y 10 minutos más por lo general) 


 Cuando los sacamos del horno, dejamos reposar el bizcocho en el molde unos 5 minutos, lo desmoldamos y dejamos que se termine de enfriar sobre una rejilla mientras se hornea lo que falte.

 Cuando están fríos los bizcochos, los ponemos sobre una bandeja de su medida que usaremos para montar los tres pisos.

 Montamos 500 ml de nata vegetal con 100 ml de dulce de leche en una batidora de doble varilla a potencia media. Se montará muy rápido y adquirirá muy buena consistencia y un tono ligeramente beig.

 Cortamos a la mitad cada bizcocho empezando por el más grande, y lo rellenamos con una capa generosa de crema de dulce de leche. Ponemos la tapa encima, y lo atravesamos con cuatro pilares para pisos de tartas que cortaremos a su medida, cubrimos una parte con más crema.
 Repetimos la operación con los bizcochos mediano y pequeño y ponemos uno sobre otro sin olvidar los pilares para los pisos de la tarta en el bizcocho mediano.
 Nos quedará algo parecido a ésto:


 Como la cobertura va a ser la misma crema que el relleno, no me preocupé de ajustar los bordes del relleno.

 Montamos el resto de la nata con el resto del dulce de leche, y con ayuda de una espátula vamos cubriendo ordenadamente siguiendo el principio de abajo-arriba. Si queremos dejar algunas imperfecciones, nos quedará algo así:


 Atencion porque si la función de esta cobertura es solo de recogemigas, podría valernos , pero si va a ser una covertura a vista y no queremos estas imperfecciones, con ayuda de una espátula ancha y mucho cuidado, debemos rozar bien los bordes y las superficies para que queden totalmente lisos y nivelados.

 Como este no era mi caso, que yo lo quería lleno de imperfecciones, lo metí así dos horas en la nevera que enfriara todo y cogiera un poco de cuerpo.

 Con la crema que me sobró, teñí una parte de verde y otra de rojo con los tintes en gel de Wilton. Y con unas boquillas de tubo escribimos las felicitaciones, empezamos la decoración con lo que serian las ramitas en las que apoyar las flores, y colocamos las flores al gusto.

 En los huecos blancos, se ubican con cuidado otros diseños en fondant, algunos con mensaje, lacitos, corazones... Y poco a poco va tomando forma nuestra decoración.




 Para tapa superior, nada como unas rosas en fondat, y una mariquita curiosa. Son un toque simpático con el que coronar una tarta tan alegre, no os parece?



 Teneis que intentarlo, que ya veréis que no es tan complicado. Lo más importante es tener claro el diseño, y asegurarse de que tenemos todo lo que necesitamos.

 Ya me lo contaréis!!