jueves, 5 de junio de 2014

Whoopies de chocolate para celebrar el sorteo de Mycook


 Uy!! Pues sí, ayer estaba tan contenta por haber ganado el sorteo de Mycook, que me puse a hornear los tan ansiados whoopies de chocolate



 La verdad es que yo nunca me había sentido especialmente afortunada en este tipo de situaciones como sorteos, concursos o cosas así, pero es cierto que cuando era pequeña, al abuelo Vicente le gustaba llevarme con él a comprar la lotería de los sábados, porque decía que cuando yo escogía el número por lo menos el reintegro tocaba.



 Con los años perdí esta... como la llamaríamos? "Ha-bi-li-dad". Ja,ja,ja, y no es solo que no me toque a mí, sino que tampoco doy suerte a otros ja,ja,ja

 Pero bueno, en esta ocasión he sido muy afortunada y tenía que celebrarlo horneando algo.

 Hacía ya tanto tiempo que quería hacer los whoopies que me ví con un rato y no quise perder le oportunidad.

 Molan los whoopies porque son como bizcochitos más que galletas, y por lo general si escoges bien el sabor de la crema con la que los rellenas suelen estar francamente buenos.



 Bueno, pues aquí va un paso a paso:

 Ingredientes para unos 36 whoopies de chocolate (de unos 3 cm de diámetro)

  • 200 gr. harina
  • 150 gr. azúcar mascabado
  • 100 gr. mantequilla en textura de pomada
  • 100 ml. nata
  • 50 gr cacao puro en polvo
  • 1 huevo tamaño L
  • 1/2 cucharadita de tamaño café de levadura tipo Royal
 Con una batidora de varillas vamos a ir mezclando los ingredientes ordenadamente
 
 Empezamos con la mantequilla que la mezclamos bien con el azucar, que como es mascabado nos costará un poquito más que si fuera icing sugar integrarlo, pero tampoco es un esfuerzo excesivo, eh? Que nadie se alarme.





 Una vez la mezcla nos parece buena, le añadimos el huevo, y sin dejar de batir, añadimos el cacao, luego la nata, y luego la harina tamizada a cucharadas.

 Esta masa puede parecernos un poco más densa que otras masas parecidas, pero no debe estar compacta. Si nos parece demasiado compacta, podemos añadir alguna cucharada de leche semidesnatada para ganar fluidez, pero nunca más de tres.

 Antes de hacer nada más, precalentamos el horno a 190 ºC porque es importante que esté a esa temperatura, que luego los whoopies van a estar solo unos 10 minutos en el horno y deben hacerse correctamente

 Cuando esta masa está hecha, la metemos en una manga pastelera con una boquilla de tubo, y disponemos sobre papel de horno -o sobre estos tapetes de silicona que ya tienen en relieve las marcas- unas mini-semiesferas de unos 3 cm de diámetro con un poco de separación entre ellos para que puedan crecer.


  Lo ideal es que no queden esos piquitos que a mí me salen hacia arriba, y eso se consigue con una boquilla un poco más ancha que la mía (que por error cogí una del 3, y debería ser por lo menos del 6) 


 Una vez rellenados todos los circulitos de los tapetes, los horneamos solo 10 minutos.

 MUY IMPORTANTE: no podemos pasarnos porque se nos queman irremediablemente
 

 Tras los 10 minutos de horno, los sacamos y los ponemos sobre una regilla a enfriar. Deben tener el aspecto de una galleta-bizcochito, y estar cocinados y planos por la parte que estaba en contacto con la bandeja


 Mientras enfrían hacemos la crema con la que los rellenaremos, porque para rellenarlos tienen que estar frios del todo.

 Por lo general sería una buttercream, pero como los comeremos en el mismo día y me da tiempo a guardarlos en frío hasta su consumo, he pensado que haré un merengue suizo:

 Ingredientes del merengue:
  • 2 claras de huevo tamaño M
  • 120 gr icing sugar
 Ponemos a fuego medio las claras con el icing sugar mientras revolvemos bien. Cuando veamos que el azucar se ha disuelto (y lo sabremos porque el color será blanquecino y nuestras varillas manuales no rascan con nada cuando revolvemos) pasamos la mezcla a la batidora y dejamos que se monten bien las claras hasta que compacte en un merengue fuerte.

 Preparamos una manga con boquilla estrellada, y rellenamos los whoopies. Los dejamos en la nevera por al menos 3 horas, y ya se podrían disfrutar en su completa degustación.



 Resultan unos bocaditos realmente deliciosos y nada empalagosos, hay a quien le gusta rociarlos con una línea de sirope de chocolate... pero para mí eso es ya raya con el exceso. Pero si pensais hacerlos así, mi consejo es que en lugar de azucar mascabado useis azucar moreno.

 Se acerca el finde, y en el Auditorio Lois Tobío de Gondomar se celebrarán durante este mes las últimas representaciones escénicas antes de su cierre para las reformas del edificio.


 Este sábado estarán aquí la compañía Inversa Teatro con un espectáculo muy bien expresado "Té con Kant" a partir de las 21.00 hrs


 Pero por la mañana yo estaré en Vigo visitando el local de Sugarpot... así que ya os lo contaré para la semana en una entrada especial de "hoy de compras por..." estoy impaciente por ir. Las chicas son encantadoras y el local es superacogedor; además es que tienen taaaaaantas golosinas... uff!! Bueno ya os lo cuento para la semana.